BTWIC Logo

Monthly Archives: May 2012

The Threat of Kindergarten Entry Assessments on Physical Activity and Cognitive Development

Massachusetts, along with much of the rest of the nation, seems to be decreasing the amount of time young children are engaged in physical activity and free play in preschool and Kindergarten, and increasing the amount of time children are engaged indirect instruction that requires children to be sitting in their seats. This shift reflects a national effort to improve educational quality and mitigate the achievement gap, however increasing academic instruction and focusing too much on Kindergarten entry assessments may result in unintended consequences. Many believe that the No Child Left Behind legislation, which requires states to test third grade students in math and literacy, similar to the MCAS, has intensified pressure on programs and teachers of young children to begin academic instruction earlier in order to prepare children for the tests. As the mother of two young children, one entering Kindergarten this fall, I am very concerned about this. The nation-wide obesity epidemic makes it clear that there are physical ramifications for young children when they are not getting enough exercise at home or at school; but how is brain development and cognitive functioning in young children affected by a lack of adequate physical activity? If preschools and Kindergarten classrooms were to reduce direct instructional activities and to increase free play and daily physical activity significantly, I wonder how that would impact reading proficiency by third grade and long-term educational success.

Finland, which delays formal academic instruction until age 7, is widely considered to have the world’s most successful public school system with high school students consistently demonstrating among the highest academic achievement scores in the world. While most young children in Finland attend early education programs, helping them acclimate to the school environment, they are not exposed to formal reading or math instruction until first grade. I recently asked my daughter’s Kindergarten teacher why the curriculum is so fast-paced; her response was, “Because they can do it.” However, just because some young children can perform advanced literacy and numeracy activities at an early age, doesn’t mean that’s the best way to help them develop cognitively. Allowing young children to learn through imaginative play, develop social skills, and develop physical strength and capabilities are crucial components to early childhood development, and may even facilitate academic achievement and reading success by third grade. When MA implements Kindergarten entry assessments, which it must do in accordance with the Race to the Top – Early Learning Challenge funds received, it would be wise for the state to determine how, if possible, to conduct these assessments without inadvertently encouraging early education programs to decrease the amount of free play and physical activity allowed each day. The benefits of learning through play and regular physical activity are well documented, and could be at the root of the solution to improving literacy rates and reducing the achievement gap.

La Amenaza de las Evaluaciones para Entrar a Kindergarten sobre la Actividad Física y el Desarrollo Cognoscitivo

Massachusetts, junto al resto de la nación, parece estar disminuyendo la cantidad de tiempo en el cual los niños pequeños están involucrados en actividad física y tiempo libre para jugar en preescolar y kindergarten, e incremementando la cantidad de tiempo que los niños están involucrados en instrucción directa que requiere que los mismo estén sentados en sus asientos. Este cambio refleja un esfuerzo a nivel nacional para mejorar la calidad de educación y mitigar la brecha en el desempeño acádemico, sin embargo, el incrementar la instrucción académica y el enfocarse demasiado en las pruebas para entrar a kindergarten puede resultar en consecuencias no previstas . Muchos creen que la legislación Qué Ningún Niño Se Quede Atrás, la cual requiere a los estados a examinar a los estudiantes de tercer grado en matemáticas y alfabetización, similar a los MCAS, ha intesificado la presión en los programas y en los maestros de niños pequeños a comenzar la instrucción académica antes para así preparar a los niños para estas pruebas. Como madre de dos niños pequeños, uno que va a comenzar kindergarten este otoño, estoy bien preocupada sobre esto. La epidemia de obesidad en toda la nación hace evidente que hay repercusiones físicas para los niños pequeños cuando no están obteniendo suficiente ejercicio en el hogar o en la escuela; pero, ¿cómo se está viendo afectado el desarrollo del cerebro y la función cognoscitiva en los niños por la falta de actividad física? Si los salones preescolares y de kindergarten fuesen a reducir las actividades de instrucción directa e incrementaran de manera significativa el tiempo libre para jugar y la actividad física, me pregunto que impacto tendría el mismo en el dominio de la lectura cuando llegue a tercer grado y el éxito académico a largo plazo.

Finlandia, el cual demora la instrucción académica formal hasta los 7 años, es ampliamente considerado como el país que tiene el sistema escolar público más éxitoso del mundo y sus estudiantes de escuela superior de manera consistente demuestran entre las puntuaciones más altas en el mundo. Mientras la mayoría de los niños pequeños en Finlandia asisten a programas de educación temprana, el cual los ayuda ha acostumbrarse al ambiente escolar, estos no son expuestos a instrucción formal en lectura o matemáticas hasta primer grado. Recientemente le pregunté a Ia maestra de kindergarten de mi hija porque el ritmo del currículo es tan rápido; y su respuesta fue, “Por que ellos lo pueden hacer.” Sin embargo, el mero hecho de que algunos niños pequeños puedan desempeñar alfabetización avanzada y actividades numéricas a una edad temprana, no significa que esa sea la mejor manera de ayudarlos a desarrollarse congnoscitivamente. El permitir que los niños pequeños a través del juego imaginario desarrollen destrezas sociales al igual que el desarrollo de fuerza y capacidad físcia son components cruciales para el desarrollo de la educación temprana. Ello puede hasta facilitar el desempeño académico y el éxito en la lectura a medida que lleguen a tercer grado. Cuando MA implementé las evaluaciones para entrar a kindergarten, lo cual debe de hacer de acuerdo con Carrera a la Cima- los fondos recibidos del Reto de Educación Temprana, sería sabio que el estado determine, en la medida que sea posible, como se deben de llevar a cabo estas evaluaciones, y de no motivar sin darse cuenta, a los programas de educación temprana a reducir el tiempo libre para jugar y la actividad física diaria. Los beneficios de aprender a través del juego y la actividad física regular están bien documentados, y pueden ser la raíz de la solución para mejorar las tasas de alfabetización y disminuir la brecha en el desempeño académico.

Spotlight: An Interview with Mary Kinsella Scannell

Mary Kinsella Scannell is an amazing early education advocate and administrator.  She has collaborated with BTWIC on several of our projects over the years, and we chose to spotlight her because of her dedication and ongoing contributions to the field. Mary is Vice President of Early Childhood Education and Care and School Age Programs at The Boys & Girls Clubs of Dorchester (BGCD).  She oversees the Club’s three early education centers, and two licensed school age programs.  In addition Mary organizes various youth programs at the Club and oversees the Gift Giving Project. Mary began working for the BGCD in 1988 and has been in her current role since 1991.  She has been commended by Governors Mitt Romney and Deval Patrick for her dedication to providing high quality early education and care to children and families.  In 2006, Mary was awarded the Advocacy Award by the Boston Association for the Education of Young Children (BAEYC) and Boston Alliance for Early Education (BAEE). She served on Mayor Menino’s School Readiness Action Planning Team (Thrive in Five).  In May 2009 Mary received The New England Women’s Leadership Award for Outstanding Dedication for her work with children and families.  Mary has also received awards from Boys and Girls Clubs of America and The Arc for her commitment to serving children of all abilities. Mary’s most recent endeavor is leading Project B.I.N.D (Boston Inclusion Network for Disabilities), a core program at the BGCD, specifically designed to encourage the educational and social enrichment and advancement of children with special needs.  We interviewed Mary recently to learn more about her involvement with children, families, and education in Massachusetts.   Why did you get involved in early education? I have always enjoyed being with young children.  I find them to be fascinating. I cared for young children a lot as a teen, babysitting and working in camps, so I always knew I would go into this field.  I loved learning about child development and applying theory to my practice.  I feel that early childhood education offers us an opportunity to create equal opportunities for every childand impact them in a very meaningful way.  The early years are a time of enormous growth and I am honored that so many families have allowed me into their child’s world.  The experiences we offer in early childhood programs can generate a joy of learning that can stay with a child forever.  I love being a part of the joy of learning, exploring and discovery that early childhood education offers. What changes have you seen in the field of early education since you began working in it? I have been in the field for over 25 years, and so, a lot has changed!  Overall I feel that the changes are quite positive.  I am excited that curriculum is aligned with assessment –I believe that it is vital for planning developmentally appropriate environments.  That being said, the joy of learning we instill in young children can be a challenge to maintain when the schools they graduate into have a focus on testing.  These tests do notassess creativity, social and emotional development, compassion, inspiration or resilience.  I have major concerns about “teaching to the test”. There has been an increased focus on the quality of early education and care programs and there is hard evidence regarding the value of high quality programming.  This has helped increase overall awareness, but we still have far to go.  I do not think the need for high quality early childhood education has been so great as right now.  Low income continues to correlate with low levels of academic achieve­ment so we have much work ahead of us.  The circumstances and needs of children and families have significantly changed over the past twenty years and the funding available to serve our most vulnerable families has decreased. Please describe the challenges you face operating a large early education program at a multi-service program site. There is just so much to do!  We are most fortunate here at Boys and Girls Clubs of Dorchester to have an outstanding group of Early Childhood Educators, all of whom I have the privilege to work alongside with and learn from on a daily basis.  The model we have at Boys and Girls Clubs of Dorchester allows us to offer continuity of services for children from the time they are 2months old until they are 18 years old.  This has allowed us to form significant relationships with families based on trust and understanding. As most administrators will tell you, the challenges come, not from the children and families we serve, but from the reporting and paperwork we are required to complete. There is not enough time in the day to do all that must be done and spend time in all of the program areas—that is my biggest challenge. As someone who supervises early educators, and is therefore aware of the compensation issues facing the early education workforce, what do you think are the critical next steps for the state of MA towards improving the situation? Although the field has made great strides here in Massachusetts, mostly due in part to the work of organizations such as the Bessie Tartt Wilson Initiative for Childrenand Strategies for Children, teacher turnover and compensation issues continue to plague the field of early childhood education. We must continue to educate all of the stakeholders about the research-based evidence that shows that the quality of education and care children receive is lowered by high turnover rates and inadequate teacher education.  We must find a way to connect with people and help them to realize that we are all investors here. It is critical that we close the achievement gap.  Doing so will strengthen the futureof everyone and will improve the Commonwealth’s economy.

Reseña: Entrevista Mary Kinsella Scannell

Mary Kinsella Scannell es una magnífica administradora y persona que aboga por la educación temprana.  Ella a colaborado con BTWIC en varios proyectos a través de los años, y escogimos reseñarla por su dedicación y continuas contribuciones al campo. Mary es la Vice Presidenta de los Programas de Educación Temprana y Cuidado y de Edad Escolar en el Boys & Girls Clubs de Dorchester (BGCD por sus siglas en inglés).  Ella supervisa los tres centros de educación temprana del Club, y dos programas con licenciamiento para edad escolar. Además,  Mary organiza varios programas de jóvenes en el Club y supervisa el Proyecto Gift Giving. Mary comenzó a trabajar con BGCD en 1988 y ha estado en su rol actual desde 1991.  Ha sido elogiada por los gobernadores Mitt Romney y Deval Patrick por su dedicación de proveer educación temprana de alta calidad  y cuidado para niños y familias. En el 2006, Mary fue galardonada con el Premio de Abogacía otorgado por la Asociación de Educadores de Niños Pequeños (BAEYC por sus siglas en inglés) y la Alianza para la Educación Temprana de Boston (BAEE por sus siglas en inglés).  Ella formó parte del School Readiness Action Planning Team (Thrive in Five).  En mayo de 2009 Mary recibió el premio de Liderazgo de Mujeres de Nueva Inglaterra por Sobresaliente Dedicación por su trabajo con niños y familias.  Mary también ha recibido premios del Boys and Girls Clubs of America y The Arc por su compromiso de servir a los niños con todo tipo de habilidades. El esfuerzo más reciente es dirigiendo el Proyecto B.I.N.D (Red de Inclusión para Discapcitados de Boston), un programa central en el BGCD, específicamente diseñado para motivar el enriquecimiento educativo y social y el progreso de los niños con necesidades especiales.  Recientemente entrevistamos a Mary para aprender más sobre su participación  con los niños, familias y educación de Massachusetts.   ¿Por qué se involucró en la educación temprana? Siempre he disfrutado el estar rodeada de niños.  Los encuentro fascinantes.  Durante mi adolescencia pase mucho tiempo cuidando a niños pequeños, de niñera y trabajando en campamentos, así que siempre supe que iba a entrar a este campo.  Me encantaba aprender sobre el desarrollo infantil y aplicar la teoría a mi práctica.  Siento que la educación temprana nos ofrece una oportunidad de crear las mismas oportunidades para cada niño y tener en ellos un impacto de manera bien significativa.  Los primeros años son años de enorme crecimiento y me siento honrada de que tantas familias me hayan permitido estar en el mundo de sus hijos.  Las experiencias que ofrecemos en los programas de educación temprana solo pueden generar el placer por aprender que puede quedarse con el niño por siempre.  Me encanta ser parte del placer que la educación temprana ofrece de aprender, explorar, y descubrir. ¿Qué cambios ha visto usted  en el campo de la educación temprana desde que comenzó a trabajar en el mismo? ¡He estado en el campo por 25 años, así que, mucho a cambiado!  En general siento que los cambios han sido bastante positivos.  Estoy entusiasmada de que el currículo está alineado con las evaluaciones- creo que es vital para poder planificar ambientes de desarrollos apropiados.  Habiendo dicho eso, el placer de aprender que inculcamos en los niños pequeños puede ser un reto mantener cuando las escuelas a las cuales entran a estudiar se enfocan en las pruebas.  Estas pruebas no evalúan la creatividad, el desarrollo emocional y educativo, la compasión, la inspiración o resistencia.  Estoy bien preocupada de que estamos “enseñando para una prueba”. Ha habido un crecimiento en el enfoque sobre la calidad de la educación temprana y programas de cuido y hay evidencia real sobre el valor de una programación de alta calidad.  Esto a ayudado a crear más conciencia en general, pero todavía tenemos mucho camino que recorrer.  Yo no creo que se haya tenido la  necesidad de tener eduación temprana de alta calidad como en este momento.  El bajo ingreso continúa teniendo correlación con los bajos niveles de desempeño académico así que tenemos mucho trabajo que hacer delante de nosotros.  Las circumstancias y necesidades de los niños y familias han cambiado de manera significativa en los pasados veinte años y los fondos disponibles para servir a nuestras familias más vulnerables han disminuido. Por favor describa los retos que usted enfrenta operando un programa grande de educación temprana y un local de programas de servicios múltiples. ¡Hay tanto que hacer!  Somos muy afortunados aquí en el Boys and Girls Clubs de Dorchester de tener un extraordinario equipo de Educadores de Edad Temprana, he tenido el privilegio de trabajar y aprender junto a todos ellos diariamente.  El modelo que tenemos en el Boys and Girls Clubs de Dorchester nos permite ofrecer continuidad en nuestros servicios desde los 2 meses de edad hasta que cumplen 18 años de edad.  Esto nos ha permitido desarrollar relaciones significativas con las familias que se basan en la confianza y la comprensión.  Como les dirían la mayoría de los adminstradores, los retos vienen, no de parte de los niños y familias que servimos, sino de los informes y papeleo que se nos requiere completar.  No hay suficiente tiempo en el día para hacer todo lo que se tiene que hacer y pasar tiempo en todas las áreas del programa—ese es mi mayor reto. Siendo alguien quién supervisa a educadores de edad temprana, y por tanto esta consciente de los asuntos de compensación que está enfrentando la fuerza laboral de educación temprana, ¿cuáles, piensa usted, son los próximos pasos críticos que debe tomar MA para mejorar la situación? A pesar de que el campo ha progresado mucho aquí en MA, mayormente en parte por el trabajo realizado por orgranizaciones como Bessie Tartt Wilson Initiative for Children y Strategies for Children, la rotación de maestros y los asuntos de compensación continúan plagando el campo de la educación temprana. Nosotros debemos de seguir educando a todas las partes interesadas sobre la evidencia a base de investigaciones que demuestra que la educación y el cuido de calidad que reciben los niños tiende a disminuir debido a la alta rotación y educación inadecuada de los maestros.  Debemos de buscar la manera de relacionarnos con las personas y ayudarlos a que se den cuenta de que todos aquí somos inversionistas. Es crítico de que cerremos la brecha de desemspeño.  Cerrando la misma fortalecerá el futuro de todo el mundo y ayudará a mejorar la economía del Estado.

BTWIC Hosts Art Rolnick

Last week, BTWIC hosted three successful events featuring Arthur Rolnick, the internationally renowned economist who has spent the past ten years calling for greater investment in early childhood development, which he often refers to as the “educational investment that yields the highest public returns.” On Wednesday afternoon in the Great Hall at the MA State House, Rolnick spoke at our Legislative and Business Briefing, to leaders including Joint Committee on Education Chairwoman Alice Peisch, Senator Sal DiDomenico, Senator Katherine Clark, Senator William Brownsberger, and Andre Mayer, Senior Vice President of Communications and Research for Associated Industries of MA. Later that evening, Rolnick spoke to thirty business leaders at a reception hosted by the BTWIC Board of Trustees at the UMASS Club. Finally, Rolnick met with the Early Education Fund Task Force on Thursday morning, a group tasked with exploring the feasibility of establishing a permanent fund for early education in Massachusetts. Thursday’s meeting with Rolnick marked the end of the Task Force’s year of work. At all three events, Rolnick made his compelling and articulate case for investing public and private dollars into early childhood development programs. Rolnick explained how research going back nearly forty yearsindicates an incredibly high public return on Early Childhood Development (ECD) investments for what he calls “high-return children” (those from low-income communities who are subject to intergenerational poverty) from prenatal through age five. He then discussed the policy gap between the decades of research and the reality of a lack of public or private investmentin ECD. He expressed frustration with his home state of Minnesota for championing the construction of a new football field above investment in its human capital. Lastly, Rolnick explained how states can begin to turn the research into effective public policy by creating a permanent fund, much like what BTWIC has been striving for in MA. In MN, he is working towards establishing a $1.5 billion fund which would generate, through annual interest, enough money each year to provide scholarships for all children living below 185% of the Federal Poverty Level to receive prenatal support services and quality early education. The appeal of a permanent fund for early education is that it would be unaffected by changes in the market and would therefore guarantee access to quality programs. Art Rolnick has been an inspiration to BTWIC since 2010’s Early Education Compensation Reform Task Force, and we are grateful to him for making the trip to Boston and helping us raise awareness and secure a commitment among policy makers and business leaders in order to begin effectuating a permanent fund for our state. Although we still have a long way to go, MA is moving in the right direction towards implementing public policy that reflects our knowledge of the great benefits to be reaped from investing in early childhood development.

BTWIC Recibe Art Rolnick

La semana pasada, BTWIC auspició tres éxitosos eventos que contaron con la presencia de Arthur Rolnick, el internacionalmente reconocido economista que ha pasado los pasados diez años haciendo un llamado para que se incremente la inversión el desarrollo de educación temprana, a la cual el usualmente  se refiere a la misma  como “la inversión educativa con el rendimiento público más alto.”

El miércoles por la tarde, en el Great Hall de la Casa de Estado de MA , Rolnick  se dirigió, en nuestra Reunión Informativa  de Legislación y Comercio, a los líderes, incluyendo a la Presidenta del Comité de Educación Alice Peisch, el Senador Sal DiDomenico, la Senadora Katherine Clark, el Senador William Brownsberger, y Andre Mayer, el Vice-Presidente Ejecutivo  de las Industrias Asociadas de Comunicación e Investigación de MA. Más tarde esa noche, Rolnick habló con treinta líderes de la industria del comercio en una recepción auspiciada por la Junta Directiva de BTWIC en el Club de UMASS. Finalmente, el jueves por la mañana Rolnick se reunió con el Grupo de Trabajo del Fondo para la  Educación Temprana, grupo al cual se le dió la tarea de explorar la posibilidad de poder establecer un fondo permanente para la educación temprana en Massachusetts. La reunión del jueves con Rolnick marcó el final del año de trabajo de dicho grupo.

En los tres evento, Rolnick articulo un argumento persuasivo de porque se debe de invertir dinero público y privado en los programas de desarrollo de educación temprana. Rolnick explicó como las investigaciones que datan casi cuarenta años indican que hay un alto alto rendimiento en la inversión pública en las inversiones de Desarrollo de Edad Temprana  (ECD por sus siglas en inglés) a lo que el llama “niños de alto rendimiento” (aquellos que vienen de comunidades de bajo costo que son sujetos a la pobreza intergeneracional) desde la edad prenatal hasta los cinco años de edad. Luego habló sobre la brecha que existe en la política pública entre las décadas de investigación y la realidad sobre la falta de la inversion tanto pública como privada en el ECD. Él expresó su frustración con su estado de Minnesota por abogar por la construcción de un estadio de fútbol Americano sobre la inversión en su capital humano. Por último, Rolnick explicó como los estados pueden comenzar a transformar la investigación en política pública efectiva creando un fondo permanente, parecido a lo que BTWIC  ha estado tratando de hacer MA. En MN, él está trabajando en establecer un fondo de $1.5 billones que podría generar, a través del interés anual , suficiente dinero todos los años para proveer becas para todos los niños que viven 185% por debajo de bajo del Nivel de Pobreza Federal  para recibir ayuda de servicios prenatales y educación temprana de calidad. Lo atractivo de un fondo para la educación temprana es que el mismo no sería afectado por los cambios en el mercado y por ende garantizaría el acceso a los programas de calidad.

Art Rolnick ha sido una inspiración para  BTWIC desde el 20120 y el Grupo de Trabajo para la Reforma en la Compensación en la Educación Temprana, y nosotros, le agredecemos a Art Rolnick de hacer el viaje a Boston y ayudarnos a crear conciencia y asegurar un compromiso de parte los que hacen política pública y los líderes de los comerciantes para que puedan comenzar a ejecutar un fondo permanente para nuestro estado. Aunque tenemos mucho camino por recorrer, MA se está moviendo en la dirección correcta hacia la implementación de política pública que refleje nuestro conocimiento sobre los excelentes beneficios que se pueden obtener de la inversión en el desarrollo de la educación temprana.

Room to Grow: A Preventive Program for Young Children Living in Poverty

  On Monday May 7th, Room to Grow, a non-profit located in Boston and New York City, that provides support services for expecting mothers and children birth-age 3 living in poverty, held its third annual benefit breakfast to support the Boston site of the organization. Mary Reed, BTWIC President, was among six women who participated in a panel discussion at the breakfast. The six women were all featured in photojournalist Bill Brett and Kerry Brett’s recent book, Boston, Inspirational Women. Founded in 1998 in New York City, Room to Grow (RtG) expanded to Boston in 2004. The Boston branch recently moved to a beautiful new office space located in the same building and directly next door to BTWIC! Since the program started in 1998,RtG has served more than 1,000 families, providing them with both the material needs of families with new babies (i.e., baby clothes and supplies) and the emotional and informational needs of new parents in order to foster healthy child development. This unique and preventive model, which meets the tangible and intangible needs ofimpoverished families with new babies, is based on the same premise as BTWIC, that quality interventions during early childhood (and prenatal) are crucial to a child’s healthy and successful development. In the Boston area, RtG only receives referrals from prenatal programs at the following hospitals: Beth Israel, Mass General, Boston Medical Center, Brigham and Women’s and St. Elizabeth Medical Center. In addition, RtG takes referrals from community health centers such as: Brookside, Codman Square, Martha Elliot, Mattapan, Southern Jamaica Plain, and South End. Eligible families are living at or below 200% of the federal poverty level ($38,180 annual income for a family of 3). Families enrolled in the Room to Grow program must make a commitment to visit with a staff social worker every three months for three years from the third trimester of pregnancy until the child’s third birthday. Early educators are often aware when a family is struggling with one or more of the many obstacles facing impoverished families. It is good to know that programs like RtG exist for families in Boston, and that as early educators, we can encourage pregnant moms to attend prenatal programs in order to access supports such as those offered by RtG.Although they do not serve families outside of Boston at this time, RtGhas plans to expand their capacity in the Boston site. They are also embarking on a plan to expand nationally to several new cities in the next five years. RtG accepts donations of new and gently used baby items in excellent condition. For more information on how to make donations, visit the RtG website and click on How to Help.

Room to Grow: Un Programa de Prevención para Jóvenes Adultos que Viven en Pobreza

  El lunes, 7 de mayo, Room to Grow, una organización sin fines de lucro con sede en Boston y la Ciudad de Nueva York, que provee servicios de apoyo para madres embarazadas y niños recién nacidos-hasta 3 años de edad que viven en pobreza, llevo a cabo su tercer desayuno anual para apoyar la organización localizada en Boston. Mary Reed, Presidenta de BTWIC,  fue una de las seis mujeres que participaron del panel de discusión durante el desayuno.  Las seis mujeres fueron destacadas en el reciente libro, Boston, Inspirational Women, de los reporteros gráficos Bill Brett y Kerry Brett. Fundada en 1998 en la Ciudad de Nueva York, Room to Grow (RtG) expandió a Boston en 2004. ¡La sucursal de Boston  recientemente se mudo a un hermoso nuevo edificio localizado en el mismo edificio y directamente al lado de BTWIC! Desde que el programa comenzó en 1998, RtG le a brindado servicios a más de 1,000 families, proveyéndole a las mismas con las ayudas materiales que una familia con un nuevo retoño necesita (i.e., ropa de bebes y materiales) y las ayudas a nivel emocional e información que los nuevos padres necesitan para poder fomentar el desarrollo de un niño saludable. Este modelo único y de prevención, el cual intersecta las necesidades tangibles e intangibles de las familias pobres con recién nácidos, se basa en la misma premisa que BTWIC, que las intervenciones de calidad durante la edad temprana (y prenatal) son cruciales para el desarrollo éxitoso y saludable de un niño. En el área de Boston, RtG solo recibe referidos de parte de programas prenatales de los siguientes hospitales: Beth Israel, Mass General, Boston Medical Center, Brigham and Women’s y St. Elizabeth Medical Center. Además, RtG toma referidos de centros de salud comunitarios tales como: Brookside, Codman Square, Martha Elliot, Mattapan, Southern Jamaica Plain, y South End. Las familias que cualifican son aquellas que viven en o 200% por debajo de los estándares del nivel de pobreza federal (ingreso anual de $38,180 para una familia de 3). Las familias inscritas en el programa Room to Grow se tienen que comprometer a una visita con el personal de trabajo social cada tres meses por tres años desde el tercer trimestre de embarazo hasta que el niño cumpla tres años. En muchas ocasiones los educadores de edad temprana están al tanto de que una familia está pasando por momentos difíciles con uno o más de los obstaculos por los que pasan las familias en pobreza. Es bueno saber que programas como RtG existen para familias en Boston, y que como educadores de edad temprana, nosotros podemos motivar a las madres embarazadas a participar de programas prenatales para poder accesar servicios como los que ofrece RtG.  A pesar de que no proveen servicios en estos momentos fuera del área de Boston, RtG  tiene planes de expandir su capacidad en la oficina de Boston. También van a comenzar un plan para expandir nacionalmente a varias nuevas ciudades en los próximos cinco años. RtG acepta donaciones de artículos de bebé nuevos o levemente usados que se encuentren en excelentes condiciones.  Para más información de como puede hacer donaciones, visite el sitio en internet de RtG y pulse en Como Ayudar.

What do Community Colleges Have to Do with Early Education?

  BTWIC has recently joined the Coalition FOR Community Colleges, a group of over 50 businesses and organizations convened by The Boston Foundation, to encourage legislation that will better align community college courses with the needs of businesses in MA. As one of the top growth sectors in the economy, early education, which employs 60,000 people statewide and generates $1.5 billion annually, has a vested interest in supporting this initiative. Particularly with the push from the state Department of Early Education and Care for early educators to get a college degree, the need within our field for community colleges to offer a streamlined track to an Associate’s Degree in Early Childhood Development is clear. Early educators who return to school to obtain a degree tend to be “non-traditional learners,” meaning that they are typically adult learners who have been out of school for several years, and may speak English as a second language. Community colleges are designed to serve non-traditional learners, but often fail to offer an easy-to-navigate track towards a degree. In the town hall meetings BTWIC held throughout the state leading up to our 2009 report, The State of the Early Education Workforce, we heard repeatedly from early educators that community college courses didn’t transfer to other institutions, and that often educators took multiple courses over a span of many years without guidance on how to use these credits towards obtaining a degree. The Coalition FOR Community Colleges supports the plan put out by Governor Patrick in his FY2013 Budget, and largely reflected in the House FY2013 Budget, which would centralize authority within the 15 community colleges in MA, and improve the alignment between the workforce development needs of the Commonwealth and community college curricula. While there has been some pushback from community colleges desiring to remain autonomous, many legislators have responded positively to the Coalition’s recommendations. As a member of the Coalition, BTWIC has attended Coalition visits with legislative leaders to encourage them to include these important revisions to the community college system in the FY2013 budget. If the Coalition succeeds, early educators will surely be among those who benefit from the resulting improvements to the community colleges in MA.

¿Qué colegios comunitarios tienen que ver con la educación temprana?

  Recientemente BTWIC se unió a la Coalición para Instituciones Universitarias de Dos Años (conocidas en ingles como Community Colleges), un grupo de 50 comercios y organizaciones convocados por el Boston Foundation, para fomentar legislación que ponga a las Instituciones Universitarias de Dos Años para que cumplan aún con las necesidades de los comercios de MA. Como uno de los sectores de más crecimiento en la economía , la educación temprana, la cual emplea 60,000 personas en todo el estado y genera anualmente $1.5 billiones , y tiene un interés particular en apoyar esta iniciativa. Particularlmente, con el empuje de parte del Departamento de Educación Temprana y Cuidado para que los educadores de edad temprana obtengan un grado universitario, la necesidad dentro de nuestro campo de que las Instituciones Universitarias de Dos Años ofrezcan maneras de agilizar el proceso para obtener un Grado Asociado en Desarrollo en la Niñez Temprana es claro. Los educadores de edad temprana que regresan a la escuela a obtener un grado tienden a ser “apréndices no tradicionales”, lo cual significa que usualmente son estudiantes adultos que han estado fuerea de un salón de clases por varios años, y puede ser que hablen inglés como segundo idioma. Las Instituciones Universitarias de Dos Años están diseñadas para servir a estudiantes no tradicionales , pero muchas veces fallan en ofrecer un camino que no es fácil de navegar hacia la obtención de un grado universitario. En las reuniones de cabildeos abierto que llevó a cabo BTWIC por todo el estado como antesala a nuestro informe en el 2009, El Estado de la Fuerza Laboral de Educación Temprana, escuchamos en repetidas ocasiones de parte de los educadores tempranos que los cursos de las Instituciones Universitarias de Dos Años no se pueden ser transferidos a otras instituciones, y que en muchas ocasiones los educadores tomaron múltiples cursos durante el transcurso de muchos años sin ningún tipo de orientación de como utilizar estos créditos hacia la obtención de un grado. La Coalición para Instituciones Universitarias de Dos Años apoya el plan presentado por el Gobernador Patrick en su Presupuesto del Año Fiscal 2013, y el cual se refleja en gran parte en el Presupuesto de la Cámara para el Año Fiscal 2013, el cual centralizaría la autoridad dentro de las 15 Instituciones Universitarias de Dos Años en MA, y mejorar la coordinación entre las necesidades de desarrollo de la fuerza laboral del Estado y el currículo de las Instituciones Universitarias de Dos Años. Mientras se ha realizado un empuje de parte de algunas de las Instituciones Universitarias de Dos Años que desean manterse autónomas, muchos legisladores han respondido de manera positiva a las recomendaciones de la Coalición. Como miembro de la Coalición, BTWIC ha participado de las visitas con los líderes legislativos para promover que se incluyan éstas importantes revisiones al sistema de Instituciones Universitarias de Dos Años en el presupuesto del año fiscal 2013. Si la Coalición tiene éxito, los educadores de edad temprana seguramente estarán entre aquellos que se beneficien de los mejoras se lleven a cabo en las Instituciones Universitarias de Dos Años en MA.